Te seguiré abrazando – J. Porcupine


“‘Pero no’, hay cosas que terminan así. Y duele, duele como el sol cuando lo ves de golpe al despertar. Y justamente así es que es, pues surge la necesidad de abrir los ojos, por más forzado que sea. Surge la necesidad de adaptarse y el temor de cambiar. Nacen preguntas pero no hay respuestas. ‘¿Por qué me dices que no?’ es la base de todas las dudas que provocan mi llanto. No le gusto y me duele. Me duele porque sé que le gusta alguien más. Es envidia sentimental. Dime con quién andas y te diré a quién envidio, a ésto he llegado. La tristeza en el fondo es más patética que poética, porque a pesar de que el amor cree poetas, es en ella donde nace la melancolía.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: